Analizamos la situación actual de escasez de suministros y subida coyuntural de precios

Analizamos la situación actual de escasez de suministros y subida coyuntural de precios

La escasez de suministros eleva los costes un 50% y provoca retrasos en la producción y las entregas. Es una situación similar a la que se vivió en el primer semestre del 2015.

 

La falta de suministros se extiende como una mancha de aceite y amenaza con convertirse en una presión adicional sobre los precios y trasladarse más allá de las empresas industriales, donde actualmente parece encapsulada.

Las empresas de transformación de plásticos (también fabricantes del producto) tanto en España como en el resto de Europa llevamos varios meses observando un aumento significativo del precio de las materias primas, una circunstancia derivada de la escasez de suministro que provoca retrasos en la producción y en la entrega de pedidos. Hasta un 50% se han llegado a elevar los costes productivos, según informan desde la Asociación Española de Industriales de Plásticos (ANAIP).

El vicepresidente de ANAIP y presidente de la Asociación Española de Plásticos Biodegradables Compostables (ASOBIOCOM), indica que «la elevación desorbitada del precio de las materias primas plásticas y la falta de suministro por parte de la industria petroquímica está creando una extrema tensión en el sector, afectando directamente a nuestros clientes». Se trata de una situación de escasez de polímeros para el sector de transformación de plásticos en Europa muy similar a la que ocurrió en el primer semestre de 2015Algo que afecta a más de 60.000 empresas en Europa y sólo en España a más de 3.000 empresas siendo el 98% de ellas pequeñas y medianas empresas (pymes). Desde finales de 2020, se está produciendo un aumento alarmante de declaraciones de fuerza mayor por parte de los fabricantes de materias primas, especialmente en lo que se refiere al suministro de poliolefinas y PVC, lo que dificulta que las empresas transformadoras de plásticos puedan acceder al material necesario para mantener su producción.

La ANAIP alerta, asimismo, que esta escasez de suministros podrá llegar a afectar al abastecimiento de productos considerados esenciales, especialmente en el contexto actual de pandemia, además de producir un daño irreparable a la industria de la transformación. La escasez de polímeros hace que los transformadores tengan cada vez más difícil la compra de las materias primas necesarias a precios razonables, y ante la cuantía de los incrementos se ven obligados a repercutir los aumentos de precio a sus clientes.

Además, recurrir a proveedores de materia prima fuera de la Unión Europea, puede incrementar aún más el precio del producto para el consumidor, debido a los aranceles establecidos para estos productos, incluidos los de los productos esenciales. Esta circunstancia es especialmente compleja si tenemos en cuenta que la gran mayoría de las empresas transformadoras de plástico son pymes y micropymes, en concreto en España se habla del 98% de las más de 3.000 empresas, y que, además, se encuentran en el centro de la cadena de valor, es decir, entre los productores de materias primas, los cuales son pocos y muy concentrados –menos de 20 en toda Europa para todas las diferentes materias primas plásticas– que no están cubriendo la demanda, y los clientes, que empiezan a plantear posibles sanciones contractuales.

En estas Circunstancias, Bandesur, siempre al cuidado de sus clientes, está procurando desarrollar políticas de precios justas, de manera que esta situación afecte de la menor manera y durante el menor tiempo posible a su desarrollo. Tratamos de informar a cada uno de nuestros compradores, asesorándolo siempre para que adopte la mejor decisión, y poniéndonos siempre de su parte. Nuestro equipo de consultores y responsables de ventas apuestan directamente por insistir a las instituciones que actúen con responsabilidad en estos ámbitos a fin de desarrollar una acción urgente y estructural para que situaciones como esta no se repitan y el mercado quede atendido en libre competencia.

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Campos requeridos *